-¿ Pero se puede saber que coño estás mirando ?.
-¡ Desde hace un rato no me haces ni puto caso ! 
 
Desde hace unos minutos, mi vista perdida enfocaba un rostro de mujer sonriente, a través de la neblina de la multitud, entre decenas de cabezas de aquel restaurante atiborrado de gente a pesar de la pandemia, no se porqué miraba curioseando, mientras mi pareja me hablaba sobre unas ‘interesantísimas’ reformas en la oficina de su trabajo.
Por fin, había encontrado una ventana de escape, una distracción entre aquellas cabezas que me desconectaba de la conversación y del escenario…
Entonces sucedió algo que me dejó paralizado, percibí que me miraban fijamente, descubrí que me estaba clavando los ojos, pensé que distraídamente, pero por curiosidad al devolverle la mirada disimulando, me encontré con una mirada fija intensa sin pestañear inquisidora como preguntando ¿Me miras a mi? ¿Eres un pervertido? Tengo que reconocer que me preocupó, no fuera a venir y pedirme explicaciones, una situación embarazosa, pero el motivo de mi curiosidad era el recuerdo de una mujer con sus mismos rasgos, esa mujer con la que tuve una relación, alojada permanentemente en mi mente y sin posibilidades de olvidarla, aún ahora escribiendo esto, me excita solo pensar en ella.
 
El caso es que la mujer estaba sentada ligeramente de lado a una mesa de distancia, su pareja espalda con espalda con la mía pero en diagonal…
Llevaba ya tres cervezas, no paraba de beber, pues era la única forma en la que mejor podía disimular mis miradas, al beber lentamente a través del vidrio, estaba como nervioso y excitado al máximo, sabiendo que me la estaba jugando, mi mirada y mis contestaciones ya iban descoordinadas, no tenían ningún sentido, el alcohol en mi sangre se había aliado a esta situación y me estaba alterando.

-Depende

-¿ Pero como que depende ? te estoy preguntando si me sienta bien este peinado

-¿Quieres hacerme más caso de una vez?

-No soy peluquero, puede que si, puede que no..

Al otro lado ella pasó a sonreír divertida, pensó que me estaba bien empleado por ser un ‘acosador de miradas’, esto me enfureció me cansé de parecer un memo, ahora la pondría yo nerviosa a ella, notaba que ella tampoco podía seguir su conversación coherentemente en su propia mesa, deduje que le aburría por sus constantes miradas al techo, a saber que estaría pensando, pero sinceramente me daba igual, mi intención ahora solo era desestabilizarla y jugar con mi mente imaginando que era mi amada. Urdí un plan, en el momento que me vuelve a mirar en un momento de distracción, en lugar de bajar los ojos ¡zasss! le lancé un guiño suicida !!!.

Por un momento se intercambiaron los papeles ahora la que había perdido la cordura era ella, le cayó la servilleta y luego con el codo tiró la botella al plato de pulpitos con salsa, casi se le cae, se había auto delatado sola.

Acababa de entrar en el juego !!!!. Por finnn !!! Ahora ya sabíamos las reglas, se prometía una velada interesante, ella quería jugar, así que se relajó apoyó su espalda en la silla y cuando nadie la veía, me puso una mirada seductora mientras apartaba su pelo del cuello con su mano bajándola suavemente por su cuerpo, aquello se estaba poniendo complicado. Me entró una risa nerviosa, por que tenia que llevar mi conversación en mi mesa y a la vez estar a la ataque con la otra mesa. Así nos pasamos toda la noche entre gestos y risas toda la cena yo imaginando que era ella (le encantaban estos juegos), y cuando mas pensaba en que ojalá fuera ella, mas me excitaba, notaba como mi polla, estaba abriéndose paso en el pantalón, se iba bombeando en pequeñas contracciones, cada vez mas fuera, debía abrir las piernas para que no se me cortara la respiración, buffff, y la muy cabrona, que veía como me retorcía desde la distancia, se percataba de mi paquete inflamado, debajo de la mesa y me daba mas combustible para seguir haciéndome sufrir, dolía pues llevaba unos jeans ajustados y las costuras me hacían daño, cada vez tenía mas ganas de agarrármela y sentir el roce de mis manos, notaba como si palpitara solo como si fuera acariciada, entonces pude detectar en ella algunos movimientos de caderas extraños y como con sus manos se rozaba los muslos por encima del vestido, como si lo alisara por encima.

Estaba super empalmado cuando llego el postre los dos habíamos pedido lo mismo yo pedí una tarta de chocolate con nata y ella a los pocos minutos le trajeron lo mismo, intente comérmelo lo mas juguetón posible manchándome los dedos sin querer, pero a conciencia y chupando ruidosamente mis dedos para limpiar el chocolate, mientras mi mujer me miraba con cara de espanto.

 

Sentía como ella me miraba cuando chupaba el chocolate y estoy seguro que en mas de un momento deseó no haber empezado aquel terrible juego..

Entonces a ella jugando con la tarta, aparentemente le cayó o más bien se tiró un buen trozo en el escote, toda la piel entre sus pechos, se llenó de un chocolate negro y resbaloso, pegó un gritito y su marido solícito, con una servilleta intentó limpiarla, ella se inclinó hacia delante y estiró del escote hacia afuera para que el pudiera limpiar y además alimentar mi vista, cada vez estiraba más los tirantes hacia fuera, hasta que una teta saltó de su alojamiento pero suavemente..

Sonreía consciente de la que había liado y se tomó todo su tiempo en meterla, primero la limpió, la tomó acariciándola suavemente y la alojó ente su vestido. Se recompuso la ropa, noté como se agachaba mientras alisaba el vestido, se reincorporó y le dijo a su pareja que debía ir al lavabo a quitarse las manchas, se levantó me fijé que llevaba el puño izquierdo cerrado, al pasar al lado de mi mesa vio que tenía que estar con las piernas abiertas por el calentón, se acercó, disimuladamente abrió la mano y dejó caer entre mis muslos un tanga rojo, quedó justo en medio de mi paquete, por suerte toda la escena me hacía estar al abrigo de las miradas por lo que pude esconder en mi palma tan preciado regalo, estaba mojado, el siguiente trago cerveza ya tenía un aroma diferente .

Y la siguiente mirada también al saber que estaba desnuda bajo su corto vestido rojo …

 

 

 

 

 

https://hablasunto.blogspot.com/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *