-bien zorra- la dije- quiero que busques a tu amiga y la convenzas para que sea mi sumisa como tú. quiero teneros a las dos como mis putitas entendido.
– si amo- me contesto Maria.
– haz lo que tengas que hacer zorra, pero quiero que seáis las dos mías y ahora ven aquí que vengo de trabajar y estoy cansado. relájame chúpame la poya y hazme un buen masaje que no tenga que decírtelo dos veces. vamos ven. aquí está tu biberón aliméntate bien so guarra.
Maria se quitó la poca ropa que la quedaba y se arrastró hacia mí para cogerme el rabo y metérselo en la boca y empezó a mamar joder como mamaba un poco más y me corro.
– tranquila guarra sé que te gusta mi poya, pero quiero follarte ponte a 4 patas.
– si amo -me dijo ella y se me puso con el chumino al aire a 4 patas abiertas se la metí hasta los cojones.
– ahaja -dijo ella – que gusstooooo.
– te gusta zorra te gusta cómo te follo.
la cogí del pelo mientras la daba poya a más no poder.
– sisissssss no pares cabrón.
– toma so puta- mientras ella ya estaba mojada- ábrete el culo so puta te lo quiero petar.
Maria con su mano se abrió las nalgas todo lo que pudo la puse mi grande en el culo y apreté hasta dentro.
– aahahaaa cabrón me haces daño.
– te jodes guarra por haberme engañado y no decirme como eras- y empecé a moverme sin parar- toma so puta hasta los huevos.
ella se volvía loca.
– si rómpeme el culo me encanta hasta los huevos dame por culo no pares.
yo ya n pude aguantar más y me corrí dentro de su culo ella se corrió también.
– ahahahahha que gusto- me dijo.
– y ahora cabrona quiero que vayas a donde tu amiga y la convenzas. me imagino que es como tú. que le gustan más las poyas que un tonto. dile lo que sea pero que aceda a follar con nosotros.
al rato vinieron las dos y Marta me dijo:
-eres un cabrón ya me ha contado ella que te has aprovechado de ella para follártela y que quieres follarme a mí también.
– me parece que esta equivocada nena. tú y esta zorra os habéis reído de mi `pensaba que erais buenas chicas y resulta que erais un par de zorras buscando sexo. sabes que es sumisa no y sabes que estaba en un chat erótico buscando rabo no es.
-no lo sabía.
– yo sé que eres igual porque ella me lo ha dicho que te gusta el rabo más que un tonto. así que no me vengas conque me he aprovechado de ella y de ti. venga a chupar zorra- y me baje el pantalón y me saque el rabo y la cogí de la cabeza y se la puse en la boca.
– eres un cabrón te denunciaré.
– hazlo y ella que es mi sumisa ira a mi favor. verdad zorra.
– si lo hare.
– pero cómo puedes hacerme eso -dijo Marta -si somos las mejores amigas.
– a ella le gusta mi rabo y no puede estar sin él. verdad puta y ahora a chupar.
– cabrón -dijo ella, pero no dejaba de mamar.
– toma zorra- la cogí a Marta del pelo.
mientras le daba poya Maria se masturbaba viéndonos follar.
– has visto lo zorra que es mira cómo se pone cachonda cuando te follo.
Marta dijo:
– eres una puta.
– si lo soy y me encanta.
– chuparme la poya las dos ahora vamos guarras.
ellas ya no se resistían eran tal para cual.
– ahora besaros y comeros los chochos.
Maria dijo:
– eres de zorra igual que yo y te encanta no lo niegues siempre has deseado hacer un trio y ahora lo tienes. podemos ser sus putas y nos follara siempre que quiera y gozaremos mucho además te he visto como se la chupas y no creo que puedas resistirte a su poya igual que yo.
– creo que tienes razón so puta, pero cómeme el chocho y no pares que me quiero correr con tu lengua.
luego la metí a Marta mi poya en la boca mientras Maria la follaba el chocho con el suyo.
– aahahahahaha me vengo cabrones- dijo Marta- esto es alucinante que gusto quiero estar así siempre.
– prepárala el culo una puta tiene que tener todos los agujeros abiertos para su amo.
– que vas a hacerme romperte el culo no por favor. eso no. dame por donde quieras menos por el culo.
– quiero tu culo también. tu guarra cómele el culo.
– y Maria empezó a comerla el culo y el chocho mientras la metía los dedos y lubricaba bien el ojete.
– tranquila solo te dolerá un poco luego te gustará.
Marta empezó a gemir:
– ahajaba que gusto.
cuando estaba ya preparada apunte a su culo con mi glande y se la empecé a meter poco a poco.
– ha cabrón sácala.
– ni de coña chúpala el chocho así no le dolerá tanto y mastúrbala.
Maria empezó hacerlo mientras yo se la metía hasta el fondo a Marta.
– ahahahha cabrón me partes -dijo ella- el culo.
– tranquila zorra ya verás lo que disfrutas después.
cuando ya la tuvo dentro empecé a moverme despacio ella empezó a disfrutar.
– ahahha me muero de gusto rómpeme el culo méteme hasta los cojones. que rico es esto.
– lo ves- dijo Maria- como te gusta tanto como a mí. seremos sus zorras y disfrutaremos mucho los tres. yo ya tenía ganas de comerte el chocho ya que siempre me has gustado.
y Maria no paraba de meterla los dedos y comerla el chocho.
– ahahahha cabrona cómo me follas con tus dedos y me comes el potorro.
después ella se corrió o mejor dicho nos corrimos todos ahora tengo a mis dos zorras. cuando llegó a mi casa ya me están esperando con el chocho apunto para que las folle a mas no poder. hacemos verdaderas guarrerias muchas veces las meto fresas con nata y hago que se las coman o que se restrieguen chocho contra chocho o que me coman la poya con nata las cuales las zorras se vuelven locas y disfrutamos mucho yo sé que algunos darían cualquier cosa por tener dos zorras así sé que yo soy un afortunado de la vida FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *