mi nombre es Julián. somos una familia humilde somos mis hermanas de 20 año Sonia mi otra hermana de 19 Luisa y mi madre de 44 años Fernanda vivimos en un pueblo el cual no diré allí a 50 km del pueblo hay una aldea donde vivimos nosotros.
yo ayudo a mi madre con la granja echo de comer a los animales vacas cerdos etc. yo tengo 18 años mi madre y mis hermanas muchas veces van al pueblo a vender la leche o los huevos de la granja. el único chico año en la aldea soy yo.
un día estaba jugando con mi navaja haciéndome un palo para acarrear a las ovejas cuando oí a mi hermana hablar como nunca las había oído:
– joder con el pablo menuda poya tiene.
– estas seguras.
– ya lo creo la vi cuando meaba. le pille en plena faena se la estaba tocando. joder me entraron unos calores.
– me imagino hermana.
– me hubiese gustado que me la metiera en el chumino, pero no me atrevía.
– me imagino.
– vengo acalorada que no veas.
– date una ducha.
– si eso voy a hacer así se me pasa.
mi hermana se fue a la ducha que tenemos en casa y se puso a ducharse tranquilamente. a escondidas vi a mi hermana ducharse y meterse los dedos en el chocho. yo estaba a 100 aunque tenía 18 años ya se me había despertado el sexo y aquí en la aldea pocas mujeres había quitado mis hermanas o mi madre.
se me puso la pirula como un palo viendo a escondidas a mi hermana cuando sentí un tirón de orejas de mi otra hermana.
– mira lo que he encontrado.
joder mi otra hermana me había pillado viendo a mi hermana duchando y me había cogido de las orejas.
– será cabrón el niño. se lo voy a decir a mama te vas a enterar -decía mi hermana Sonia.
– y yo le voy a decir que vosotras miráis pirulas de otros hombres.
– pero que dices niño.
– os he oído todo.
– y que mama no te creerá. eres un pequeño mocoso.
– todavía eso crees.
– por supuesto todavía te faltan años -dijeron las dos riéndose.
– años si, pero no pirula -y me baje las calzas y saque mi pirula al aire toda tiesa como un palo de arrear a las ovejas.
– joder con el niño -dijeron ellas con la boca abierta -menuda chorra gasta el hermanito. vete guarro d-dijeron ellas, pero yo vi las caras de las dos como miraban mi pirula.
mi madre vino ya del huerto y cenamos.
– que tal el día hijas.
– bien mama.
y nos fuimos a costar estaba yo en la cama, pero no podía dormir estaba excitado imaginándome a mi hermana en la ducha tocándome l pirula cuando sentí la puerta de mi habitación. era Luisa
-tengo miedo puedo acurrucarme contigo.
– claro hermana- dije yo.
– como eres el único hombre de la casa.
había tormenta y era una noche de perros Luisa se me metió en la cama y me abrazo al rato sentí que algo tocaba mi entrepierna y no era yo. Luisa me tocaba la pirula y me la estaba sobando disimuladamente y se me puso como un poste de telégrafos de dura al rato se abrió otra vez la puerta y apareció Sonia.
-puedo dormir con vosotros. tengo miedo esta tormenta, no me deja dormir tranquila.
– ven aquí -la dije y se metió en nuestra cama.
al rato de estar los tres juntos sentí unas manos tocándome la chorra joder dije
– shshshshhs -dijeron ellas -no hables no seas que se despierte nuestra madre.
ellas se habían quitado el vestido y solo tenían puesta unas bragas enseguida echaron manos a mi chorra y empezaron a mamar la poya.
– te gusta hermano.
– me encanta.
– desde que hemos visto tu poya no dejábamos de pensar en ella.
– quiero tenerla en mi chumino- decía Sonia.
— en nuestro chumino- decía Luisa
– que grande y gorda es hermanito no sabía que tenías una poya así.
– es para vosotras.
– aquí no hay muchos hombres como sabes en esta aldea.
– y tampoco mujeres.
– hermanito podemos aliviar nuestras necesidades. te parece.
– me parece bien hermana.
– pero de esto ni una palabra a madre.
– entendido.
empezaron a mamarme la verga y los huevos.
-así así así hermanas que gusto chuparme la picha zorras.
– si seremos tus putas a partir de ahora y tu poya será para nosotras.
luego empezaron a pasarme las tetas por la boca yo había chupado las tetas a las vacas, pero no era lo mismo que delicia luego Luisa se subió encima mío y se la clavó en el potorro me volvía loco.
– así así Julián dame mucha pirula- decía Luisa mientras con mi chorra clavada en su chumino mientras Sonia la comía las tetas.
– ah hermanita como me comes las tetas que rico.
– te gusta lo he visto en una revista porno del paco que siempre lleva consigo.
– si me encanta deja que nuestro hermano me folle ahora el chumino- decía Sonia.
así que saque mi cola del coño de mi hermana Luisa y se la metía mi hermana Sonia mientras Luisa me comía el culo.
– que rico hermana que guarra eres
– si me gusta ser así.
luego chupe el culo de Luisa después de estar follándome un buen rato a Sonia y la dije.
– quiero darte por el ojete hermana.
ella abrió el culo y me dijo:
– hazlo, pero con cuidado por favor tranquilo.
– lo he visto en algunas revistas se cómo se hace.
y se la endiñe hasta los cojones despacio pero profundo a lo primero empezó a quejarse mientras para amortiguar el dolor Sonia la chupaba el chocho hasta que se acostumbró y empezó a disfrutar.
– ahaha así métemela hasta dentro rómpeme el ojete cabrón que gusto hijo puta más dame más méteme hasta los huevos.
ella se volvía loca nunca lo había probado y la encanto.
– ahahahahha me corrrorooo hermano que gustoooooooooooooo.
luego saqué mi picha y ella me la volvió a chupar y ponérmela de nuevo tiesa y esta vez le tocó el turno a Sonia y la volví loca al igual que Luisa.
– más hermano más hermano quiero tu chorra en mi ojete. así así dame bien me vuelves loca cabrón.
yo ya no podía aguantar más así que saqué mi picha después de hacerlas a ellas correr y me corrí en sus bocas.
– ahahahahha tomas mis leches so putas.
– danos hermano que ricoooooooo.
y se tragaron toda mi leche empezamos a follar a diario cada vez que podíamos y a disfrutar mucho hasta que mi madre un día nos pilló estábamos en plena follada y no tomamos precauciones no corrimos el cerrojo en la habitación y oyó los gemidos y subió cuando ella nos pilló en plena faena se armó la de dios mis hermanas las echo de casa.
yo intente convencerla diciendo que la culpa también era mía pero como era menor la mayor responsabilidad era para ellas yo me hice mayor de edad ya que hace tiempo que quería saber de ellas después de mi madre muerta pidiéndome que por favor les dijera que las perdonara antes de morir después de mucho buscar las encontré en un burdel ya que como no encontraron trabajo tuvieron que hacer la calle yo las saque de ello ahora vivimos juntos y follamos juntos somos una pareja de tres y somos felices y disfrutamos mucho y ellas están encantadas conmigo y no quieren echarse ningún hombre me dicen que conmigo ya tiene bastante aunque ya tenemos unos añitos demás siguen estupendas y gozamos como locos FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *