somos una familia acomodada y tenemos un chalet en la sierra mi madre se llama Alejandra y mis hermanas Sol y Carol era época de verano cuando salía del chalet para darme un baño en la piscina cuando aparecieron mis hermanas y mi madre que se habían ido a comprar unas cosas en la tienda.
mi padre no estaba ya que tenía que trabajar mi madre dijo:
– haber danos tu opinión sobre los bañadores que nos hemos comprado tus hermanas y yo.
yo estaba flipado ya que vi a mi madre y a mis hermanas con unos mini bañadores que no tapaban nada me explico. eran mini tangar se metían la cinta en el culo y por adelante solo apenas les cubría el chocho y el top de arriba solo lo justo el pezón lo demás se le veía todas las tetas.
– que te parecen- dijo mi madre y mis hermanas.
– que vais casi desnudas las tres.
– vamos que no te gusta. son lo último.
– yo no he dicho esto.
– pues tu poya no opina lo contrario -dijo mi madre.
sin darme cuenta se me había puesto la poya a tope mis hermanas se rieron.
– mira cómo se le ha puesto poya al tete al vernos. ellas que son más pequeñas me llaman tete Carol tienes 2o años y Sol 18 están para comérselas una es morena y otra es rubia con ojos azules y verdes como mi madre. ya que había sido modelo hasta que se casó con mi padre si cariño.
– ya lo veo -dijo mi madre- anda tócasela un poco a tu hermano.
yo flipaba.
– pero mama.7
– ni mama ni leche que te crees que no sé cómo nos miras cuando nos duchamos desnudas y te pajeas con tus hermanas y conmigo.
yo estaba cortado no sabía que decir pues tenían razón.
– pues nosotras también nos ponemos cachondas al verte la poya verdad mis niñas.
– si mami -dijeron ellas.
– anda cielo- dijo mi madre a Sol -chúpasela a tu hermano que lo estas deseando.
así que mi hermana Sol me cogió la poya y se la metió en la boca.
– te gusta cariño la poya de tu hermano.
– si mami -dijo Sol -está muy rica.
– ahora tu Carol cómele los cojones a tu hermano -dijo mi madre.
mi otra hermana se arrodilló y empezó a comerme los cojones mientras Sol me comía la poya.
– os gusta nenas.
– si mami.
yo estaba flipado y muerto de gusto.
– te gusta cabron -dijo mi madre tocándose el chocho -pues tus hermanas y yo también nos pajeamos viéndote la poya. ponerle la la poya muy dura que me voy a follar a vuestro hermano- dijo mi madre -ven aquí cariño. quiero que folles a tu puta madre y a tus hermanas después.
yo estaba alucinado pero más caliente que un horno así que se la clave a mi madre hasta los cojones y empezamos a follar.
– te gusta cabron te gusta follarte a tu puta madre- me dijo -así follame bien el chocho. dime que soy tu puta.
– eres mi puta.
– así cabron follame bien y vosotras niñas comeos el chocho una a la otra. ser tan putas como yo así podréis coger a un tío con dinero como hice yo con vuestro padre. ahora prepárales el chocho a tus hermanas y follatelas. quien mejor que su hermano para desvirgarlas y que gocen las dos.
así que después de follarme a mi madre cogimos mi madre y yo a mis hermanas y empezamos a comerlas el chocho.
– os gusta mi niñas lo que os hace vuestro hermano y yo.
– si mama que gustooooooo- dijeron las dos.
en ese momento apareció mi padre yo dije:
– tierra trágame.
pero mi madre se rio y beso a mi padre y dijo:
– adjúntate con nosotras cariño así podrás ayudarnos a follarte a tus hijas y disfrutar todos.
así que mi padre cogió a Sol y se la metió hasta los cojones mientras yo la daba poya a Carol.
– ahahahahhaha es divino esto -dijeron ellas- que gusto más follame más papa quiero más.
luego cogí a mi hermana y se la metí en el culo antes se lo prepare adecuadamente mientras mi padre se la metía por el chocho mi madre ya no aguantaba más ella estaba pajeándose mientras le comía l chocho a su otra hija hicimos una doble penetración a mi hermana ella se volvía loca.
– así hijos de puta llenarme de poya me volvéis loca -decía mi hermana- me corroooooooooooooooooooooooooooo .
luego cogimos a mi madre los dos mi padre y yo.
– así quiero vuestras poya que gusto cariño como os quiero a los dos.
y nos corrimos en su culo y chocho a la vez mi madre se desvaneció del gusto solo quedaba mi hermana Sol por correrse así que entre mi padre y yo nos la comimos el chocho hasta que se corrió y el culo después aparecí en mi casa y me desperté mee había corrido en la cama joder todo había sido un sueño que mala suerte quien sabe si un día se hiciese realidad FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *